• Ambas alternativas tienen interesantes ventajas, pero la última decisión es del comprador.

Una vez que hemos tomado la decisión de comprar un vehículo surge una de las preguntas fundamentales que todos debemos responder: ¿será un auto nuevo o
uno usado?
Sin duda, ambas alternativas presentan interesantes ventajas, pero la última decisión es del comprador. Balancear cada una de ellas ayudará a alcanzar la mejor resolución de compra.

Un auto nuevo

  • Al comprar un vehículo nuevo tenemos la oportunidad de escoger las características que tendrá, así como el color preciso. Es decir, será un auto hecho a la medida de nuestros requerimientos.
  • Obviamente, otra ventaja digna de tomar en cuenta es que se trata de un auto que no ha sido conducido, no ha estado en ningún percance ni ha sido maltratado previamente.
  • Al ser nuevo y de fábrica, su garantía se encuentra intacta.
    Otras ventajas obvias de comprar un vehículo nuevo son que posee lo último en tecnología y las más recientes medidas de seguridad

Un auto nuevo

  • Al comprar un vehículo nuevo tenemos la oportunidad de escoger las características que tendrá, así como el color preciso. Es decir, será un auto hecho a la medida de nuestros requerimientos.
  • Obviamente, otra ventaja digna de tomar en cuenta es que se trata de un auto que no ha sido conducido, no ha estado en ningún percance ni ha sido maltratado previamente.
  • Al ser nuevo y de fábrica, su garantía se encuentra intacta.
    Otras ventajas obvias de comprar un vehículo nuevo son que posee lo último en tecnología y las más recientes medidas de seguridad