• Más allá de la revisión física o del valor de mercado, existen elementos que debemos tomar en cuenta antes de la compra.

Saber si nos conviene la compra de un determinado auto usado es algo que va más allá de la revisión física o del valor de mercado. Existen elementos que no podemos descuidar para que nuestra decisión sea realmente acertada.
Algunos de los aspectos que debemos revisar cuando compramos un automóvil usado son los siguientes:

  • Las multas son sanciones vinculadas a la patente del auto y no al conductor, así que al comprar un auto usado también estamos adquiriendo sus penalidades tributarias. Entre las más frecuentes están el exceso de velocidad, impago de TAG o mal estacionamiento.
  • Un vehículo robado a veces es comprado bajo engaño. Estadísticas confiables indican que más de 30.000 automóviles robados en Chile cada año son ofrecidos ilegalmente. Por ello, es vital investigar cualquier denuncia.
  • Respecto a la seguridad que debemos tener de que no nos están vendiendo un auto robado, es fundamental tener a la mano un reporte sobre todas sus características, desde el año y la marca, hasta el modelo y los números del chasis y del motor.
  • El uso que se le haya dado al vehículo que vamos a comprar es fundamental para conocer el estado del motor y otros componentes. Para esto es importante saber quiénes han sido los propietarios anteriores y durante cuánto tiempo lo tuvieron.
  • Debemos estar al tanto del kilometraje, aunque no podemos olvidar que la tecnología actual permite adulterar el contador de kilómetros de los autos usados. Es necesario revisar las tasaciones similares en concesionario, y, sobre todo, las revisiones técnicas que demuestren averías repetidas.
  • Por otro lado, si el auto usado que vamos a comprar ha tenido un uso comercial, habrá que revisar en detalle su estado. Es decir, si por ejemplo fue un taxi, hay que dedicar mayor tiempo al análisis de su situación actual.